Comunicado de prensa

Organizaciones del Sistema de Naciones Unidas en Honduras congratulan la decisión de iniciar clases presenciales

11 abril 2022

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) reafirman su compromiso de seguir apoyando a la Secretaría de Educación en sus esfuerzos de garantizar el acceso a una educación de calidad, relevante y pertinente en entornos sanos, seguros, inclusivos y pacíficos, asegurando la continuidad de los aprendizajes y previniendo la desvinculación educativa y abandono escolar.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) congratulan la decisión del Gobierno de Honduras de iniciar clases presenciales en todos los centros educativos y niveles educativos del país a partir del 18 de abril, considerando la Estrategia de Regreso Seguro a Clases.

También reconocen los esfuerzos realizados especialmente por la Secretaría de Educación para coordinar con la diversidad de actores de gobierno y de las comunidades educativas, avanzando hacia el fortalecimiento de las medidas necesarias para lograr el retorno a clases presenciales, recuperar la matrícula y promover la continuidad educativa. La priorización y protección del derecho a la educación requiere justamente de la articulación multiactoral que promueva compromisos y acuerdos en favor de la educación como un bien común y público, del cual nadie debe quedar atrás ni afuera.

Si bien durante los inicios de la pandemia de la COVID-19, las modalidades de educación a distancia y remotas han posibilitado que los sistemas educativos brinden respuestas ante la emergencia para promover la continuidad educativa, las Naciones Unidas han trabajado junto a los gobiernos como el de Honduras, para apoyar el retorno a clases presenciales, asegurando el cumplimiento de todos los protocolos de salud y cuidado. Los impactos del cierre de las escuelas para clases presenciales en los logros de aprendizaje, la salud física y mental y el desarrollo de las relaciones sociales de niños, niñas, adolescentes y juventudes, sobre todo aquellos en situación de pobreza y vulnerabilidad, requerirán años de esfuerzos de recuperación. Ellos y ellas no solamente vieron afectada la posibilidad de continuar o finalizar sus trayectorias educativas, sino también las oportunidades de acceso a servicios esenciales que los sistemas educativos les brindan a ellos, a ellas y a sus familias, tales como salud, nutrición y alimentación, atención psico-social y socioemocional.

Alentamos a las maestras y maestros hondureños que son pilar para la transformación educativa para que inunden de alegría y entusiasmo cada aula escolar. Las maestras y maestros son columna vertebral del sistema educativo, y junto a padres y madres de familia, los principales actores a nivel comunitario para el retorno seguro al aula.

Alice Shackelford, la Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Honduras, remarcó que “tal como lo ha mencionado el Secretario General de las Naciones Unidas, colocar la educación en el centro de la recuperación nos ayudará a transformar las economías, las sociedades y a acelerar el desarrollo sostenible de cada país. El retorno seguro a las escuelas en Honduras contribuye a brindar una educación inclusiva y equitativa, aspectos clave para avanzar hacia la igualdad de género y el rompimiento del ciclo de la pobreza, sin dejar a ningún niño, niña o joven atrás”.

“UNICEF ha trabajado para influir y apoyar la educación nacional mediante la aplicación de modalidades flexibles, alternativas e innovadoras para mantener la cobertura del sistema educativo, promover la calidad del aprendizaje y la inclusión de las niñas y los niños que han abandonado la escuela o están en riesgo de abandono, la cooperación ha llegado a 331.178 niñas, niños y adolescentes. UNICEF está presente en más de 1.500 escuelas mediante actividades semipresenciales, intervenciones de rehabilitación y distribución de libros de texto y materiales didácticos. UNICEF está apoyando la transformación digital en Honduras para fortalecer los sistemas educativos, enriquecer la enseñanza, el aprendizaje y la innovación a través de la iniciativa GIGA. UNICEF desea resaltar que se presenta una valiosa oportunidad durante la presente administración para hacer efectivos los derechos de las niñas y los niños; oportunidad que acompañamos con entusiasmo”, señaló el Representante de UNICEF en Honduras, Mark Connolly.

Francésc Pedró, Representante (a.i) de la Oficina Multipaís de la UNESCO en San José destacó que, “el retorno a clases presenciales evidencia el compromiso del gobierno y de actores claves de la educación y otros sectores en torno a la necesidad de priorizar y proteger el derecho a la educación sobre todo de las poblaciones en situación de pobreza y vulnerabilidad, y así prevenir la profundización de la desigualdad educativa. Esta no solamente pone en riesgo las oportunidades individuales para el logro de una vida digna, sino que impacta en el presente y el futuro de la sociedad hondureña y su posibilidad de avanzar hacia una mayor equidad, justicia social y cohesión. Es fundamental que el gobierno continúe realizando los esfuerzos necesarios junto a diversos actores para garantizar las condiciones pedagógicas, de bienestar socioemocional y psicosocial, y de bioseguridad de los centros educativos”.

UNICEF y UNESCO reafirman su compromiso de seguir apoyando a la Secretaría de Educación en sus esfuerzos de garantizar el acceso a una educación de calidad, relevante y pertinente en entornos sanos, seguros, inclusivos y pacíficos, asegurando la continuidad de los aprendizajes y previniendo la desvinculación educativa y abandono escolar.

Organizaciones del Sistema de Naciones Unidas en Honduras congratulan la decisión de iniciar clases presenciales

Entidades de la ONU involucradas en esta iniciativa

ONU
Naciones Unidas

Objetivos que estamos apoyando mediante esta iniciativa